martes, 18 de diciembre de 2012

El Último Boy Scout



Hace poco leí un artículo interesantísimo. Un psiquiatra, analizaba los diferentes trastornos psíquicos expuesto a diario en espacios televisivos como “Salvame”. 
 
 
Si bien en Psicología, abundan los estudios de correlación sobre población humana, no hay muchas formas de ser científicamente “correcto” para probar los efectos de la exposición a programas basura sobre eso que llamamos Salud Mental. No obstante, cualquier persona con un mínimo porcentaje de sentido común, conoce (sin saber que se llama así) el Aprendizaje Vicario: “Hago lo que veo, porque es lo que he aprendido aunque no sea consciente de ello”, el Modelaje de Bandura (Imitamos los modelos que tenemos para parecernos a ellos), así como muchas otras evidencias científicas o no, de catedráticos universitarios o verdades como puños de la mujer del Kiosko de pipas… Sin duda, ver tele basura no es bueno.

Y para una generación entera de personas con un sistema educativo en crisis, sin más cultura que redes sociales y la tele, en un nuevo orden mundial donde los valores en peligro de extinción son los puntales de las ruinas del futuro... Tenemos un problema.
 
El caso, es que de pequeño ví películas míticas que me enseñaron cosas… simplemente, me enseñaron algo que aún tengo por verdad. En mi mal llamada "Generación Perdida", han dejado huella personajes tal ilustres como:

* Jhon McClane (Jungla de Cristal).

* Chance Boudreaux (Blanco Humano).

* Harry el Sucio.

* Rocky Balboa.

Y el menos conocido, pero mi favorito, Joe Hallenbeck, el El Último Boy Scout.
 
El personaje principal es un ex-agente del Servicio Secreto desencantado con la vida, que sostiene como puede los puntales de su ruinosa vida personal, manteniéndose en la miseria que supone vivir de forma más o menos honrada.
Su mujer le es infiel con un conocido y nuestro antihéroe pasó a la historia del cine como el personaje que más veces repite la palabra “Fuck” (unas 102 veces) en un largometraje de sólo 105 minutos. Por su contenido de lenguaje vulgar, escenas de sexo y violencia, fue considerada moralmente ofensiva… Pero como siempre digo, la gente se queda en las gilipolleces.
 
Para mi, lo realmente importante es que este antihéroe, a pesar de tener el mundo entero en su contra, no se derrumba y aún conserva una visión clara y meridiana de lo que es justo y honesto. Por eso, lucha contra la corrupción en un mundo que ha perdido el norte, donde su mujer le engaña, sus jefes le jodieron por hacer lo correcto y el poder lo ostentan los corruptos… Sólo unos pocos son los que no se doblegan…hasta alcanzar una suma millonaria.
 
Joe es un hombre de carácter, sabe que pueden derrotarle, pero jamás destruirle. Por eso, no se detiene y aunque no se quiera mucho, sigue adelante como un espíritu indomable. Los supervivientes también sangran y caen al suelo, pero saben por lo que pelean y de esa convicción emana su fuerza.  Ama, Sufre y Lucha… por eso al final Gana. La Victoria no es siempre conseguir lo que quieres, pero orientar lo que sientes, piensas y cómo actúas de acuerdo a tu voluntad, garantiza que nunca pierdes.
 
A pesar de ser un hombre de honor, la película está repleta de comentarios cargados de ironía y sarcasmo (Por ejemplo, el segundo nombre de Joe es Cornellius). Las frases célebres, las dejo en un link para deleite del lector.
 
 
 
 
Ninguna tiene desperdicio, pero permítaseme entresacar dos de ellas:
 
El agua moja, el cielo es azul y las mujeres tienen secretos


          ----------------------------------------------------------- 
 
-¡Vete a la mierda! ¡Eres un cerdo! ¡Nunca estabas en casa! Me sentía sola. 
-Cómprate un perro. 
-Yo no te odio, Joe, eres tú el que te odias. 
-Claro, y consigo soportarme veinticuatro horas al día.
 
 
 
Y es que a veces, el humor se vuelve negro cuando te toca ver la parte oscura de la vida. Es lo único que te permite mantener un poco la cordura y con ello, que los demás puedan seguir fantaseando y criticando a gente que hace posible que puedan fantasear y criticar… Uno de los hombres que más admiro, tiene una vida muy similar a la de este personaje de ficción. Desde aquí, que es ninguna parte, agradecerle a la sombra todo lo que ha hecho por los demás y nadie sabrá nunca.
 
 
Y es que en este mundo decadente, ya nadie quiere ser Joe Hallenbeck. A los héroes se los han comido unos monstruos llamados multiculturalismo individualista, los Mercados, la ambición, la conveniencia, el relativismo y una sensación de incertidumbre y desasosiego que convierte al 90 por ciento del mundo en extraños de sí mismos.
 
En lugar de astronauta, piloto, bombero o policía, los niños quieren ser políticos, cantantes, futbolistas o Concejales de Urbanismo. Y de esto, en gran parte, tiene la culpa toda esa  televisión basura de programas de reality, la carencia de modelos sólidos en la familia y la sociedad (papá se acuesta con la hija de la hermana y mamá se cepilla al profesor de meditación) y la abolición más absoluta de ideales humanos como son la Igualdad entre el derecho de las personas, la dignidad, el amor al prójimo y en suma, el beneficio para la colectividad de la raza humana.
 
Desde esta mirada nostálgica, debería dedicar otro post para comentar las luchas de Pressing Catch los domingos por la mañana en el cuadrilátero de arena de la zona infantil del colegio, jugar al fútbol con bocatas en la mano, las peleas después de jugar a la “alemana”, correr con un kimono bajo la lluvia, abrir la puerta de las Whiskerías a patadas y salir corriendo, la tienda de Modesto y la “huele-mal” , pero se lo dejo a mi amigo Popi, que es el nostálgico en su célebre blog: Loshermanosbrothers.
 
 
Para todos los demás, feliz fin del mundo.


Yippee-ki-yay, hijos de puta

lunes, 13 de febrero de 2012

Hank y Karen


Hank.

Simplemente percibe lo que otros no diferencian. Y eso no pasa inadvertido por la intuición de las féminas. Con todo, sólo ama de verdad a Karen. Es un milagro y una maldición al mismo tiempo.

Sabe que debe dejarla libre pero no puede desprenderse completamente de ella. Hay lazos invisibles que sólo se entienden desde el misterio. Más largos que una vida humana y enlazados PRSMPR. Aún así, sabe que el daño y la rabia de Karen nunca les dejaría librarse de la culpa ni del peso de esa carga, así pues se aleja para poder y dejarla respirar.

Hay tres verdades que evitan el hundimiento total de Hank, a la vez que le mantiene en el filo del abismo:

1) No siempre es bueno alcanzar tus sueños…sobre todo cuando los pierdes después.

2) A veces, debemos hacer cosas imperdonables para seguir viviendo.

3) Es mentira que el tiempo lo cura todo.

Con estos mandamientos, Hank no va ninguna parte… tampoco lo pretende. Es un niño que cogió su pelota, se fue a su casa y ya no quiere jugar con nadie. Simplemente, no tiene más objetivos que cumplir pues se disiparon las metas. Su engaño fue creer que no importa lo malo, lo desastroso o la mierda o los errores que cometas, porque acabarían volviendo. Pero el corazón humano es más parecido a la madera que al diamante…vivo y en continua transformación, lleno de cicatrices con el tiempo y de marcas que nos dicen quien somos. Puedes sacar los clavos, pero quedan los huecos.



Karen.

Todas las mujeres tienen algo que las hace bellas y únicas. Por eso mismo no se pueden comparar. De todas, Karen es la primera. Y la única verdadera para Hank.

Los ojos le brillan como a ninguna otra y su corazón puro, es el único Oasis donde encontrar la Paz. Ella tiene magia y espíritu. El último islote en un mundo inundado de gris y tristeza. La alegría y la luz en un cuento agridulce. Una mujer frágil y luchadora, tierna pero implacable. Un tesoro inalcanzable, más allá de un amor imposible.

Es la amiga, la amante y la madre. Supongo que de ese instinto, brota la devoción ciega que Hank siente por ella. Como mujer, ama y amará siempre a Hank. Le ama, pero se debe a su descendencia y también, a ella misma. Culpable o no, se comió el corazón de nuestro protagonista. Le robó su “siempre jamás” y le encendió el espíritu como nadie más podrá. Ella también tiene sus sueños propios y una risa que despierta a la primavera.

Su alma alegre es capaz de hacer volar a cualquier hombre y sólo uno de sus besos, enamora al mismo diablo. Dulce y picante, una fuente de energía y una hechicera que embruja para alcanzar las más lejanas estrellas…con o sin disfraz de gatita.

viernes, 20 de enero de 2012

Previously on Californication


Un buen amigo me acusó una vez de escribir siempre sobre lo trascendente y profundo…y sugirió que eso llega a empalagar. Bien es cierto que no puedo escribir sobre telebasura o asuntos del cotilleo del bar de su casa, porque desconozco de esto tanto como un Talibán sobre el maridaje del vino con el jamón, así que voy a hablar de series.

En los últimos años, la gente ve series y las comenta. Al igual que juega al padel o escribe en una red social, son temas de moda que crean afinidad entre personas. También retos que dejan en entre dicho su nivel intelectual, pero no voy a entrar en eso por ahora.

Reconozco que he empezado a ver unas cinco o seis series, pero sólo hay dos que realmente me han llamado la atención. Californication, que he seguido desde el primer al último capítulo y Los Soprano, que aún saltándome episodios, he seguido hasta el final.

Comentándolas con otras personas, me he dado cuenta de que tienen algo en común. Son las únicas dos series que van dirigidas casi exclusivamente a hombres. Prueba de ello, es que la mayoría de los guionistas (creo que todos en Los Soprano) son hombres y que muy pocas, o casi ninguna mujer, han seguido realmente alguna de las dos series. Las ven, se quedan con lo más estrambótico y se ríen de los chistes fáciles, pero ya está. Muy pocas o ninguna amiga, entiende realmente porqué Tony Soprano le regaló un BMW a su mujer, después de tirarse a la vendedora del concesionario…o porque la emprendió a golpes con la casa cuando no pudo “consumar” con la psicóloga… Sin embargo, incluso el más trascendental de mis amigos, sonríe al recordar estos capítulos…y sabe bien de lo que hablo.

Como no quiero extenderme demasiado, sólo voy a comentar Californication, la única que he visto completa y para qué negarlo, mi favorita de las dos.

Al buscar información sobre el argumento en Wikipedia o canales aún más serios, aparece el denominador común de un escritor que está cayendo en la espiral de un mundo de drogas, alcohol y sobre todo sexo, mucho sexo… pero creo que todos esos críticos mediocres están muy equivocados.

A decir verdad, para mi es la serie más romántica que he visto nunca. En mi opinión, la serie trata sobre el amor, amor de verdad, desde el punto de vista de un hombre, de un hombre de verdad. Hank Moody, el protagonista, es el hombre más afortunado y más desgraciado del mundo. Lo es, como sólo unos pocos hombres pueden llegar a serlo. Hank encontró el amor de su vida.

Cuando encuentras el amor de tu vida, eres consciente. No he dicho que lo sepas o que lo sientas, simplemente, eres consciente de ello. Cuesta explicar lo que no abarcan las palabras, pero a lo que más se puede parecer es a encender la luz cuando estás en penumbras, o a encontrar algo que realmente necesitabas y ni siquiera sabías que buscabas, pero al fin te completas. La consecuencia, es que cuando esto ocurre, simplemente, te defines.

No obstante, esto no significa necesariamente que las cosas deban salir bien. De hecho, Hank pasa las primeras temporadas persiguiendo a la mujer de su vida para volver con ella a toda costa. Lo hace porque la quiere y la quiere de verdad. Todo el mundo se queda en la parafernalia, que al final es lo que vende. La mayoría sólo quiere ver a la nueva tía que va a tirarse Hank (y son mujeres espectaculares en general). Se quedan con eso, con las escenas en que esnifa cocaína sobre el trasero de una prostituta o la mamada que le hace una monja en sueños, claro está, en los dos primeros minutos de rodaje. Pero insisto, esto son sólo detalles nimios y sin importancia porque Hank hace lo que debe hacer. Remarco que Hank es sólo un hombre y justamente hace lo que un hombre de verdad piensa en situaciones como las que se le van presentando.

Poco a poco, su personaje continúa perdido en algo que ni el mismo comprende bien. Ama a su mujer, (¿exmujer?), y lo hace como sólo alguien que ha visto la luz puede hacerlo. Parte de una certeza, y es que la persistencia unida al amor verdadero es capaz de lograrlo todo. O casi. Así, consigue que su mujer deje a su actual pareja en el altar para volver a él… pero a su vez, se enfrenta a la cruda realidad humana.

Cuando has dañado a alguien, no puedes hacer que esos sentimientos vuelvan a ser lo que eran. Por supuesto que ama a su mujer, pero acaba tomando conciencia de que estará mejor sin él, porque además de no poder darle los sueños que ella tiene, su naturaleza salvaje le hace daño. Y entonces, comprende que debe alejarse para que ella vuelva a ser feliz…porque ella podrá volver a hacerlo.

Entre tanto, Hank intenta seguir con su vida. Se aleja, busca estar tranquilo y cómo no, continúa su espiral de sexo, alcohol, drogas…y en eso se quedan los estúpidos críticos, que además le tildan de egoísta. Nadie entiende al hombre. Hank sólo sigue adelante, porque es lo único que puede hacer para que su mujer sea feliz de nuevo. Él entiende que querer de verdad implica anteponer al otro incluso a uno mismo. Vive y actúa como lo hace para no hundirse. Un perro viejo sin trucos nuevos. Un príncipe azul con una princesa cedida a reyes más ricos, en fortalezas donde ella y lo que la rodea esté a salvo.


Hank Moody… un hombre realmente enamorado.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Cuando el agua llega al labio superior...


Hoy no puedo salir a hacer deporte, la mayoría de la gente con la que me apetecería hacer algo está trabajando, está con otra gente con la que no me apetece estar o simplemente, me da pereza telefonear…. No se, esto y otra serie de catastróficas desdichas me han llevado a poner la tele mientras desayunaba. Podría haber planchado también, pero no, he puesto la tele… Que horror.

Por arte de magia al presionar un botón rojo, apareció Susana Griso y un montón de personas de mediana edad con cara de votantes concienciados hablando sobre la situación política de Italia. Unos que interpretan papeles de ser muy afines al conservadurismo que se avecina y otros son “progres” me medio pelo que seguro que se cepillan las cejas cuando la cámara no enfoca.

En fin, todos ellos criticaban la TECNOCRACIA… Ese invento tan alejado de la política y la democracia actual, por encontrarle tintes reaccionarios y compararla con regímenes dictatoriales como el de Salazar o Franco.

Es increíble ver a un grupo de tertulianos lanzando insidias sobre algo que ni siquiera comprenden realmente…. Lo peor es que a esas horas, hay un montón de mentes débiles viendo la televisión y creyéndose todo lo que esos eruditos dicen.

Muy muy en resumen, TECNOCRACIA es una forma de Gobierno en la que un Presidente pone al frente cada Ministerio a un experto en la materia. Es decir, NO hay políticos. Es un Gobierno sin políticos, por ejemplo, en el caso de Italia, el Presidente es un prestigioso economista que además asume la cartera de Economía y Hacienda. Una prueba más de ahorro en la Administración y del valor superior que deben tener los buenos gestores sobre la calaña política que ha mancillado las instituciones.

Al cargo de Defensa, hay un Almirante. En Justicia, una de las mejores Juezas del país, jurista con largísimo trayectoria e impecable formación académica. (El modelo de Justica itailiano precisa más de un artículo para ser analizado, pero ahora estamos con la Tecnocracia). Para Educación y Ciencia, gente sacada directamente de la Universidad y las Instituciones Educativas… y así, hasta SÓLO 13 MINISTERIOS!! Sin ”chiringuitos” raros como aquí.

En resumen, la TECNOCRACIA es poner al mejor a hacer lo que mejor sabe hacer.

El problema, es que según los tertulianos y otros cerebros de la televisión, el Pueblo no se siente representado por sus gestores….Pero bueno, ¿Alguien me preguntó a mi si quería que Pepe Blanco autorizase aeropuertos ruinosos e innecesarios? ¿Me preguntó si quería que se subvencionasen operaciones de cambio de sexo en países del tercer mundo? ¿O me preguntó tantas y tantas cosas? No lo hizo….lo hicieron los “expertos” que elegimos, eso sí, democráticamente. Algunos, como es sabido, con más de un cargo a la vez, dada su brillantez académica y administrativa, que nos han llevado al buen momento que vivimos.

Señores míos, todo en la vida, tiene limitaciones. La democracia como ustedes la conciben, también y muchas. Cualquiera que trabaje en la administración, puede contarles un millón de calamidades y desgracias que atentan contra el sentido común.

Y esa es la piedra angular de la TECNOCRACIA: EL SENTIDO COMÚN.

¿Qué debe hacerse cuando se rompe una tubería? ¿Preguntarle a todos los vecinos cuál es el más simpático, el que más apoyo de la Comunidad de Propietarios va a recibir, consensuarlo, contestar a las apelaciones, dejarle al vecino que más se queja que ponga algo para no sentirse mal o arreglarle a él antes que a los demás las cañerías y volver a consensuar mientras se inunda la casa?

O simplemente, llamar al mejor fontanero…

En fin, el Populismo es la antípoda de la Tecnocracia. Aquí no hay cabida para los chiringuitos que se montan en las comunidades de vecinos, uno que le compra el pescado al otro a cambio de los tomates, o simplemente porque la niña mamonea con su niño, o porque le cae mejor… El hueco universal por el que la Endogamia, el Favoritismo, el Enchufismo, la Corrupción, la Especulación, el Chanchulleo, la Burocracia y los inagotables procesos para debilitar la toma de decisiones eficaces tienen lugar, con un consenso más que cuestionable.

Uno y sólo uno es el valor imperante para los Tecnócratas: La MERITOCRACIA. Eso a veces crea medidas impopulares, pero nadie duda de que sean necesarias.

Entre tanto, entre que lo pensamos y no, el agua sigue y sigue subiendo. Es hora de evitar que se nos inunde la casa. En Italia ya se han dado cuenta de que tienen el agua al cuello y a pesar de sus viejos dolores, a pesar de ser la cuna mundial de la mafia, cuando las cosas se ponen duras como ahora, saben que prefieren respirar a morir ahogados.

¿De verdad creéis que nos queda mucho para tener el agua en el labio de arriba, asomando por los orificios nasales? Veamos que ocurre con nuestros vecinos y si nosotros estamos tan lejos de ahogarnos.

jueves, 26 de mayo de 2011

Crying Freeman (Los Paraísos Perdidos).

Incluso yo, fui capaz de amar una vez, dijo el demonio mirando atrás. Y es que, no hay nadie más feliz, que camine sobre esta tierra, que aquel que ha encontrado el amor verdadero.

Dicen los antiguos, que a veces, al reencarnarse el alma, esta se divide en dos cuerpos y dos mentes, pero indivisible como el cielo, existe uno sólo. Unidos por lo que no se puede romper, ni el tiempo ni la distancia acaban con aquello que es inmortal.

Pero a veces, cegados por el mundo, los hombres son sólo hombres y no ven más allá de las formas y los accidentes. A veces, sólo a veces, arrasaría el mundo y quemaría el cielo para volver atrás y corregir errores. El amor, lo divino, también está dentro de las personas, como el diablo y el miedo y carne de la misma carne, la debilidad gana al valor y al corazón. Porque a veces, los demonios se vuelven hombres y los héroes se hacen cobardes... A veces, hasta los ángeles lloran al alejarse de la Luz.

No hay disculpa para los cobardes y el honor, una vez que se mancha, ya no puede volver a brillar igual. A veces, sólo a veces, no hay dolor suficiente para expiar la culpa y la vergüenza de las miserias que todo lo empañan. Los vicios nos arrastran y dejamos de mercer más de lo que siempre hemos merecido. El pecado nos abrasa y entonces, indignos, debemos abandonar el Paraíso...

Tras esto, se dice en El Libro que empezó el dolor, la vergüenza y la culpa, pues antes no existía el pecado. Realmente yo creo que el pecado y la tentación siempre estuvieron, pero el libre albedrío, que nos mantiene salvajes, también nos acerca al fruto del egoísmo, al dolor y al sufrimiento más profundos.

La estupidez hace caer dos mil veces en la misma piedra...y la miseria, nos hace débiles y tropezar otra vez otros dos millones... Con todo, a veces es imposible reparar el daño, como imposible es volver al Paraíso una vez que lo hemos perdido. A veces, cuando la pérdida es inevitable, sólo el dolor nos guía en las elecciones. A veces, sólo a veces, brilla la Luz en las lágrimas caídas sobre el fuego del infierno.

... El amor verdadero de una mujer, vale más que mil vaginas...

domingo, 10 de abril de 2011

Reencuentro

Estás muy guapa y sigues con una sonrisa radiante", fue la primera de esas cosas que nunca se dicen que pensé. Supongo que tu nerviosismo tiene justificación, pero no debes asustarte. Yo ya lo sabía y si no, me lo imaginaba... A veces es mejor, porque así puedo verte feliz, imaginando que ahora tiene el abrazo que siempre necesitas y no fui capaz, o quizás no quise darte. Por un momento, incluso yo deseo que sigas fingiendo no verme, que no te acerques, pero los nervios, como siempre te traicionan. Y así, estática y en ese "prósopo" tan sólo trasparente para mi, puedo ver a través de tu sonrisa tensa y escucharte gritar mientras una parte de ti quiere salir corriendo de allí y la otra, aún se muere por caer en mis brazos. Él se da cuenta...casi todos se dan cuenta y ven lo artificioso que es el destino. Cuántas bromas pesadas nos quedarán por pasar. Al menos, él sabe donde está en ese momento y discretamente, se queda meditando en el segundo plano que le corresponde. Tranquilo y ajeno a la burbuja que nos separa del mundo y nos pone lejos, muy lejos, inalcanzables para el resto de los mortales. Te acercas con miedo y esperas a que yo hable... (lo siento, me parece muy divertido observar como avanzas con la espalda rígida, midiendo bien el espacio hasta el que puedes aproximarte a mi). Debes estar tranquila, ahora tienes un aparente equilibrio que no quiero dinamitar. Ya no hueles igual, no vistes igual y no sentimos lo mismo...pero sigues siendo tú y sigo siendo yo y hay cosas que no cambian... como la gravedad. Dicen que es imperceptible, pero a gran escala, es la fuerza mayor del Universo. Hace que dos cuerpos, por mucha distancia que haya, se atraigan si están hechos de materia. Supongo que ese es nuestro error de cálculo, no existen otros cuerpos que estén hechos de lo mismo que nosotros. Pero algo hemos aprendido. El beneficio de la comodidad y la búsqueda de la paz, la quietud inmortal cuando estamos lejos y ya casi desaparece esa voz de dentro... esa voz, que hace que nos encontremos de nuevo. De fondo, el mar se agita y los cantos de sirena quedan en silencio. El brillo del sol...u otra cosa, te impiden voltearte mientras te alejas repitiendo para qué has venido y buscas explicación a porqué nos hemos encontrado. Así que yo también me alejo, no podemos estar ahí en el mismo lugar mucho más... nada puede controlar una explosión nuclear, llegados a determinado punto. Así que me voy, sonriendo y recorriéndote sobre la ola que te besa a lo lejos, mientras que te sientas con él, pero no te toca. Y me marcho, sin mirar atrás, evitando el brillo del sol... u otra cosa.

viernes, 1 de abril de 2011

¿Qué es un Flower-Power mama?

Existen, de entre todos los géneros y calificaciones humanas, uno en nuestros días que se va haciendo cada vez mayor y más peligroso... El género FLOWER-POWER (FP) es muy común, pero no por ello un mal menor. Supone un grupo contagioso y propagador de las enfermedades del mundo. Previa disección con el bisturí de la objetividad, serán expuestas a continuación sus características más comunes:

  • Desde la perspectiva psicológica, encarnan la esencia misma de la ansiedad y albergan un pintoresco cuadro psicopatógeno con pinceladas de inseguridad, el neuroticismo más chirriante, egocentrismo limítrofe al histronismo más sangrante y todo ello enmarcado sobre el lienzo de la vergüenza que sienten de sí mismos.


  • En sus relaciones personales, fruto del coctel anterior, se destila un exacerbado miedo a la soledad, por el que se pasan la vida rodeado de gran cantidad de personajes similares a ellos mismos, muriendo sin haber conseguido un sólo amigo de verdad.


  • Su peculiar filosofía del amor se describiría etológicamente como la del escarabajo pelotero; esto es, capaces de arrastrar una gran bola de mierda con tal de no quedarse solos. Si bien, encontramos en el género femenino de FlowerPower el extremo opuesto; o sea, las niñas chimpancé... incapaces de soltar una rama sin tener ya otra bien cogida...


  • Su indescriptible y corrupta orientación político-moral, viene a ser una pérfida combinación entre el sofismo, por el que todo les parece bien en función del momento; el populismo, por el que se identifica lo bueno con la aceptación social de la mayoría; el despotismo ilustrado, todo para el pueblo pero sin el pueblo; y sobre todo el cinismo, por el que los homófobos van a desfiles gay, los clasistas fundan ONG´s, los racistas acuden a agencias de la caridad para inmigrantes y los "opusinos", educados en colegios privados se declaran laicos y pro-públicos... Conocí a uno de ellos al que la madre tuvo que cambiar a una guardería "de pago", porque los niños pobres le olían mal. A día de hoy, es líder de las juventudes de cierto partido político de "supuestas" izquierdas...creo que nueve años después, aún no ha acabado la carrera. Tengo serias dudas para creer que pueda acabarla nunca.



  • En ocio y entretenimiento, cualquier abuso es bueno. El que no sale medio ludópata, tuvo su primera experiencia sexual (fallida por gatillazo) con una prostituta negra sin papeles o se masturbó con el cirio que corona el altar del salón de la abuela... En fin, aberraciones de todo tipo sólo sostenidas por quien no es capaz de discernir lo recto de lo pútrido, el vicio de la virtud y todo lo relativiza y retuerce hasta la más hedionda corrupción.



  • Capaces de cualquier cosa, viven en la contradicción constante. Se caracterizan por su aspecto desaseado, las horas que pasan en arreglarse para que parezca que no se han arreglado, el alto precio que pagan por sus ropas de marca "GUAY" (este término y el de "buen rollo" es uno de sus recursos favoritos), pues por supuesto deben parecer harapientos o tirados para "molar"... y ni que decir tiene, sus peinados estrambóticos, tan discrepantes con el buen gusto.



  • Enemigos de las normas, cimentan su pseudo-rebeldía en consignas vacías que ni siquiera se han planteando y repiten como borregos, (¿Hay algo más egoísta que quejarse por todo y no hacer nada para cambiarlo?). De fácil adoctrinamiento, sólo existe un objetivo en su oratoria pública. ¡¡ Quedar bien !! (Guay tío, buen rollo). Es como si todo girase en torno a ganar la aprobación de los demás y se perdiese por completo el pensamiento propio o finalidades como el bien común.



  • Si sobre gustos no hay nada escrito, sí que podemos sacar claves generales. Exceso de colorines en la indumentaria, perfumes universales tan ambiguos como su orientación sexual, seguidores acérrimos de las modas temporales y consumidores fieles de la televisión y comida basura... En pocas palabras, el paraíso para ellos sería algo así como un masaje anal viendo en la tele el Diario de Patricia, mientras comen McDonalds y van con su ropa "chuliguay" de colorines "pitifláuticos"... y dependiendo de la edad, la gorrita y el perro, no podrían faltar. Igual podríamos meter algo de zoofilia en este episodio (¿por qué no tio? Si no has probado, no sabes si te gusta....jejeje).



  • Y para concluir, destacamos a su vez una enorme tolerancia a la infidelidad (abundan los cornudos consentidos) y marcada tendencia a la hendogamia, la traición y la mentira.

Y es que, querido lector/a, careciendo de honor y base, es muy fácil amoldarse a las adversidades... pero debe resultar difícil saber donde queda algo sólido en lo que apoyarse para no enloquecer.